jueves, enero 26, 2006

"están presos por luchar por la tierra y siguen presos por ser zapatistas"


Subdelegado Zero, Tabasco, 26 enero 2006


Por medio del subcomandante Marcos, el EZLN reafirmó que no va a dialogar con el gobierno de Vicente Fox "porque no hay solución, y que va a seguir luchando por la liberación de estos compañeros y de todos los presos políticos" en el país.

(...)

Y así fue como el subcomandante Marcos ingresó a una cárcel tabasqueña, pero sólo de visita. Y aunque cubrió ciertas formalidades para ingresar al penal, fue de hecho un acto público, una movilización de centenares de personas. Indígenas la mayoría.

"Les quiero decir unas palabras de lo que hablamos ahorita. Vine a hablar con estos dos compañeros presos zapatistas, don Francisco Pérez Vázquez y Angel Concepción Pérez Gutiérrez. Vine a traer un mensaje del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, y les vine a decir que el gobierno de Vicente Fox había ofrecido la liberación de todos los presos zapatistas a cambio de que se tomará la foto el subcomandante Marcos con el comisionado de la paz, Luis H. Alvarez, y nosotros nos habíamos negado, y por eso seguían como lo que son, presos políticos, rehenes del gobierno, que quiere usarlos para obligarnos a dialogar". Después de permanecer casi una hora dialogando a solas con los dos zapatistas, campesinos choles, recluidos aquí desde hace nueve años y medio, el subcomandante Marcos abandonó la cárcel de Tacotalpa, y trepándose en la defensa de una camioneta de carga, informó de su encuentro con ellos.

"Les traje el mensaje de los compañeros comandantes y comandantas, y les ofrecí que se dieran de baja como zapatistas, que dejaran la lucha para que no pudieran usarlos como rehenes políticos. Los dos compañeros, padre e hijo, don Panchito Pérez Vázquez y Angel Concepción, se negaron. Dijeron que van a seguir de zapatistas y están dispuestos a seguir en la cárcel y no ser usados como instrumento de presión para obligar al EZLN a dialogar".

El proceso que se sigue en contra de estos campesinos chiapanecos y rebeldes en territorio tabasqueño "está lleno de irregularidades y trampas de la justicia. Es la misma historia que viven miles de indígenas en todo México. No se les respetan sus lenguas y se les fabrican delitos para simular que en éste país hay justicia", expresó el subcomandante Marcos.

"Ante estos dos compañeros, presos políticos, el EZLN está reafirmando ante el gobierno de Vicente Fox que no va a dialogar porque no hay solución, y que va a seguir luchando por la liberación de estos compañeros y de todos los presos políticos que hay en este país, compañeros y no compañeros de los que están en la otra campaña o no están, porque sabemos que en el gobierno eso hacen con los luchadores sociales".

Marcos manifestó que tanto Francisco Pérez Vázquez como Angel Concepción Pérez Guiérrez "están presos por luchar por la tierra y siguen presos por ser zapatistas".

Denunció que "detrás de su captura y su encarcelamiento están el ex gobernador de Chiapas y autor intelectual de la masacre de Acteal, Julio César Ruiz Ferro, y el ex gobernador de Tabasco y ahora candidato presidencial del PRI, Roberto Madrazo Pintado".

Ante centenares de personas que coreaban "¡Presos políticos libertad!", el subcomandante Marcos acusó: "Esas dos personas se pusieron de acuerdo e hicieron un conflicto de límites entre los dos estados para asegurar que un hecho delictivo que se cometió en Chiapas fuera aparentemente resuelto en el estado de Tabasco".

El delegado zapatista también afirmó que en el problema de tierras "que originó el proceso de esta situación están involucrados parientes de Roberto Madrazo Pintado, y se sabe que hizo un acuerdo no sólo para dejar impune su apropiación de tierras ejidales y comunales, sino también como un símbolo de represalia y actitud ante los indígenas que luchan por sus derechos.

"El día de hoy, delante de ellos y delante de ustedes, reafirmamos que esos compañeros son presos políticos y vamos a luchar por su libertad."

El presentador del concurrido acto, un chol de edad y gran claridad, replicó a los indígenas que el subcomandante Marcos "no viene a traer dádiva ni pedir voto; viene a pedir conciencia de lo que hay que hacer verdaderamente". Les planteó: "Hermanos, ya no debemos esperar que otro nos lo arregle, tiene que hacerse dentro de la comunidad. Nos están cambiando las leyes que protegen los derechos de la gente. Debemos hacer nuevas leyes".

(...)

Al final, el delegado Zero no los apresuró. Les dijo que se tomen su tiempo para decidir si van a unirse a la otra campaña, pero les dejó muy claro: "El gobierno no tiene palabra, no cumple. Hay que hablar con los que son como nosotros, indígenas y no indígenas, y resolver nuestros problemas sin pedir nada".



http://www.jornada.unam.mx/2006/01/27/016n1pol.php