domingo, enero 29, 2006

"no estamos preparando un levantamiento armado, sino algo más grande"


Subdelegado Zero, Veracruz, 29 enero 2006

"Las mujeres de Agua Dulce ya estamos propicias para participar en la lucha", dice una mujer campesina, en el afirmativo tono que predominó durante la primera etapa en Veracruz de la otra campaña. Indígenas y no indígenas se suceden velozmente en el uso de la palabra, breves, concisos, claros.

"La mayoría de la gente somos de abajo, indígenas pobres, muy humildes, pero con mucho conocimiento y sabiduría de nuestros antepasados", dice un hombre. Y otro: "los indígenas estamos hartos del neoliberalismo". Y otro: "los indios de Soteapa no se van a dejar engañar".

Una mujer cita la experiencia de la Universidad Veracruzana Intercultural, que acaba de abrir sus puertas a 100 jóvenes indígenas, "fruto de nuestra lucha y de la de nuestros hermanos zapatistas". Los pobladores de la selva de los Tuxtlas se dicen listos para la otra campaña. No hay quejas ni peticiones, como ocurría en las comunidades de Tabasco.

Durante el encuentro de las comunidades popolucas y nahuas de la sierra con el delegado Zero, en un paraje del hermoso parque forestal Jomxuk, en Amamaloya, se plantean temas muy graves, como el de los indocumentados centroamericanos en México, esa vergüenza nacional. "Si queremos respeto para los migrantes mexicanos en Estados Unidos, debemos empezar por respetar a nuestros hermanos centroamericanos. No tenemos autoridad moral como país, si les ofrecemos 5 mil kilómetros de frontera para maltratarlos y perseguirlos."

(...)

Esta gente parece salir de un túnel: "Nos habían quitado la idea de que el pueblo es el gobierno. Ya la recuperamos", asienta una indígena con altivez.

Ayer en Chacalapa, Tabasco, una retadora mujer chontal había ironizado, con Marcos a un costado, ante un público que incluía indígenas, prensa y gobierno: "Yo que estaba destapada de la cara, no me habían visto. Ahora que estoy parada junto a él con su pasamontañas, ya verán mañana a ver qué me dicen".

(...)

Fuerte participación de las mujeres

La participación femenina es fuerte, diferenciada, demandante. Otra oradora expresa: "las mujeres seguimos sin derecho a cargos. Sólo en Pajapan, que es mestizo, hay dos regidoras mujeres. Pero en los pueblos indígenas de la sierra, ninguna. En muchas partes los hombres no les dan permiso de ir a reuniones y asambleas".

(...)

Los pobladores de la reserva de los Tuxtlas, amenazadas de desalojo, anuncian: "vamos a resistir, y organizarnos con la otra campaña". Un maestro afirma que ya se van respetando las lenguas.

(...)

Este martes vendrán como de rayo el candidato Roberto Madrazo y las despensas, precedidos por el gobernador Fidel Herrera, en plano 'control de daños'. "Están viendo que ya no nos vamos a dejar, y vienen a ver si nos frenan", considera otro más de los indígenas. No estamos en un área dentro de la ruta del glamour institucional, pero como él mismo añade: "hoy que ven que el pueblo se organiza y se decide, ellos se preocupan, y se asustan porque vino antes que ellos el delegado Zero".

(...)

Esta tarde, ante los popolucas y nahuas reunidos en Amamaloyan, el delegado Zero advirtió ante un público más allá del miedo: "no estamos preparando un levantamiento armado, sino algo más grande".

Lee esta nota completa en:

http://www.jornada.unam.mx/2006/01/30/018n1pol.php

1 Comentarios:

At domingo, mayo 21, 2006 9:36:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Interesting site. Useful information. Bookmarked.
»

 

Publicar un comentario

<< Home