miércoles, febrero 22, 2006

Somos los que le sobramos al sistema capitalista"


Subdelegado Zero, Tlaxcala, 21 febrero 2006

En la casa del Consejo Nacional Urbano y Campesino (CNUC), en esta comunidad del municipio de Terrenate, se efectuó hoy algo así como la reunión prototípica o ideal de lo que busca ser la otra campaña. Al concluir, el propio delegado Zero la definió como "completa, redonda". Niños, jóvenes y ancianos, campesinos y obreros, trabajadoras sexuales, médicos y transportistas se hablaron y se escucharon durante la mayor parte del día con entusiasmo y entrega. Denuncias, testimonios, proyectos y una representación teatral hecha por decenas de mujeres campesinas de todas las edades.

"Somos los que le sobramos al sistema capitalista", diría Marcos al final del largo día. Y que lo diga. Las participaciones fueron de una elocuencia muy significativa.

Eloísa dijo que para mujeres "perseguidas y agredidas" como ella, "el trabajo sexual es la alternativa. Muchas que nos quedamos solas y con hijos. Y ya no queremos que nos llamen prostitutas. Si las autoridades dicen que el trabajo sexual debe desaparecer, primero deben hacerlo la ignorancia y la miseria en la que viven muchos mexicanos. Nosotras hemos hecho hijos útiles a la sociedad". Declaró que la otra campaña "es la alternativa para nosotras", e invitó al subcomandante Marcos a su lugar de trabajo en Apizaco.

Natalia, de unos 10 años, abogó por los derechos de los niños "para hablar y hacer cosas diferentes", y declaró: "no nos gusta que Fox nos engañe. No queremos que nuestros papás nos maltraten. Pedimos que nuestros papás sigan en la lucha y que nos enseñen a ser así para que tengamos escuela gratuita".

Francisco Castro, de la Red de Organizaciones Civiles de Calpulalpan), se dirigio al delegado zapatista. "Al igual que ustedes, nos llenamos de gran pesadumbre cuando las palabras de la comandanta Esther no fueron escuchadas. Hemos considerado que debíamos pasar de la apatía a la acción. No ver de lejos el tren de la historia sino subirse a él. Ser parte del programa nacional de lucha. No hemos tenido voz para que los gobernantes manden obedeciendo".

Un hombre joven llamado Gonzalo planteó: "Nos cantan la misma canción cada seis años y la pagamos con votos. Cuánto se están gastando en quitarnos la tierra, los montes, la dignidad. Hay gente que nos dice '¿y qué te ha dado Marcos, qué te han dado los rebeldes?' Y yo les respondo que nos han dado mucho: nos han dado la razón, nos han enseñado a tener el valor de decir basta. Vamos a seguir luchando. Esos hombre y mujeres rebeldes de Chiapas, benditos sean". Y todavía agregó: "Los que todavía no nacen se van a enojar con nosotros porque no tuvimos el valor de defender esta tierra como en 1910". Mencionó al rey de la mezclilla (el empresario Kamel Nacif) como ejemplo del neoliberalismo: "nos quitan el trabajo, los niños, las niñas, las tierras, todo".

Si bien era un acto de la CNUC, participaron numerosas organizaciones tlaxcaltecas también adherentes de la Sexta, como los colectivos Acertijo y Resistencia, Ciudadanos Unidos por el Rescate de la Laguna de Acuitlapilco, Indígenas de la Malinche, Juventudes Revolucionarias Libertarias, Cuatro Señoríos, Transportistas Unidos del Norte y los colonos de Apizaco.

Héctor, un campesino con gran claridad, manifestó: "La burguesía comete tontería tras tontería acelerando su propio fin. Este sistema que nos ha oprimido tantos años va a perecer. Si no le entramos a la lucha, ésta puede fracasar. El enemigo no está durmiendo, esta tratando de dividirnos".

(...)

Por último, compartieron el micrófono muchachos y muchachas de las Juventudes Revolucionarias Libertarias, procedentes de los diversos pueblos del estado, y que aseguraron haber hecho suya la Sexta. Uno dijo: "Estamos en la lucha porque la cosa está muy cabrona. Muchos como nosotros ya se fueron, o trabajan en las maquiladoras. Tenemos que organizarnos con nuestros padres y madres. Es una lucha que va a ser heredada, porque tiene que seguir hasta que sea derrotado el sistema que nos oprime". Adolescentes de Calpulalpan, Nicolás Bravo, Barrio Nuevo, Toluca de Guadalupe y otras partes se están organizando porque tienen la rabia adentro, como dicen ellos mismos.

Con el magisterio de Tlaxcala

La historia de México se va volviendo progresivamente incómoda para el poder, inclusive subversiva, pues se trata de rebeliones. Esa es buena razón, según los de arriba, para desfondar el sistema de educación pública. En una aparente tautología, el subcomandante Marcos expuso anoche ante unos 200 mentores: "La propuesta de la otra campaña sobre la educación es que los maestros digan cómo debe ser la educación en México". Los vicios del sistema hacen que lo que debería ser obvio no lo sea, así que agregó: "Ya estuvo bueno que allá arriba digan 'así debe ser la educación'. Lo que se necesita no es que Elba Esther Gordillo diga cómo, ni 'yo soy maestra'. No sé si alguna vez lo fue. Lo que sabemos bien es todo lo que es, lo que ha sido y por qué está ahí".

Coincidiendo con los docentes en que "da rabia escuchar a Fox hablando de excelencia educativa", se pronunció por que sea "de las bases magisteriales de donde salga el nuevo proyecto educativo; que se diga que nuestro plan de lucha en educación surgió de abajo, hecho por maestros y maestras, y no que venga un candidato o un guerrillero a decirnos cómo".

Reunido en la sede de la sección 31 del SNTE en la capital tlaxcalteca con maestros democráticos adherentes de la Sexta, el delegado Zero retomó muchos conceptos y preocupaciones expresadas por ellos, y asoció lo que ocurre en el campo y lo que está ocurriendo con la educación: "El gobierno sí atiende a los maestros, los quiere destruir. Y el principal impedimento para destruir la educación pública y gratuita en México son ustedes. Van primero sobre el magisterio democrático y luego sobre el magisterio charro; el que quede se va a poner de rodillas y va a desaparecer también, y junto con ellos va a desaparecer la educación pública. No les importa que la gente que no tiene dinero no aprenda, porque el plan de ellos es poner maquiladoras y para eso no se necesita aprender historia de México; al revés, molesta, porque en la historia de México hay muchos ejemplos de rebelión".

Según el delegado zapatista, "no les conviene que un niño aprenda que las cosas en este país se consiguen cuando la gente se organiza y lucha por ellas". Los poderosos "necesitan gente dócil, domesticada como animales; como se sabe, los animales sólo reciben educación para obedecer". De ahí que su alternativa sea "destruir la educación pública, hacerla privada, y que nada más unos cuantos aprendan". Allí se cuenta "esta farsa de escuela, las empresas patito, que no enseñan, nada más sirven para que no haya protestas de los rechazados y se metan a escuelas donde nomás los entretienen".

Del mismo modo, el gobierno le pone atención al campo, pero para destruirlo. "Da créditos al campesino para endeudarlo, obligarlo a que envenene la tierra con fertilizantes químicos y productos transgénicos, para que la tierra se haga dependiente. Y entonces el campesino un día descubre que está trabajando para otro". Los agricultores buscan una salida "que a veces es sólo la salida del país hacia otro mundo, a una realidad que los arranca de sus raíces históricas como si arrancáramos una planta y la lleváramos al desierto".

Siguiendo otras preocupaciones de la asamblea, Marcos comentó que si le preguntaran a la gente de Tlaxcala qué necesita, no respondería que autopistas, "pero el gobierno ya decidió y no le importa sobre quién van a pasar". Más de 30 comunidades serán afectadas por nuevas autopistas y carreteras, pero "no cuentan contra los millones de dólares que van a recibir el gobernador y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes para echarlos fuera" (a los tlaxcaltecas).

Cuando los maestros luchan por mejores salarios "los medios de comunicación dicen que son holgazanes: si ya tienen prestaciones, tienen base". Unos cuantos se atrevieron a desafiar a los poderosos charros, añadió, "porque compañeros, si alguien era poderoso en este país eran los líderes del SNTE, y si algo se levantó con heroísmo fue la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación".

En relación con los neocharros que encabezan el Tercer Diálogo Nacional, el delegado Zero finalizó: "Esa unidad no la queremos. Sí hay que hablar con los trabajadores, pero abajo. A los participantes del Diálogo Nacional eventualmente vamos a encontrarnos, pero por caminos diferentes".

Vega Galina, Hernández Juárez y Agustín Rodríguez "tienen una apuesta electoral", quieren posiciones en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, por eso su convocatoria se llama igual que la plataforma electoral del candidato. "Cuando los charros se vayan del Diálogo Nacional y se hayan repartido los huesos, nosotros vamos a entrar a lo que se haga después".

http://www.jornada.unam.mx/2006/02/22/016n1pol.php

También:

Alienta el abstencionismo el discurso barroco de Marcos, según académicos

Los maestros: el estorbo para destruir la educación

La Otra Universidad y la Otra campaña