miércoles, febrero 15, 2006

"Somos quienes tenemos un poder diferente, un poder que incluye, un poder que comparte, un poder digno, un poder del pueblo"


Subdelegado Zero, Puebla, 14 febrero 2006

"El pueblo totonaca, al igual que todos los pueblos indígenas de América Latina, ha soportado y esperado activamente estos momentos que nos quedan del sol que muere en la última etapa de la oscuridad. El sistema neoliberal capitalista se hace sentir de manera muy dura aquí en los hogares totonacas", dice Hermelindo Pérez en el acto público de la otra campaña celebrado hoy en la punta solitaria de un cerro al que ascendieron cerca de 200 indígenas de las regiones vecinas a Huehuetla, en la sierra norte de Puebla, acompañando al subcomandante Marcos.

"Las políticas excluyentes del gobierno en turno nos han permitido continuar viviendo en estrecho contacto con la naturaleza, y con ello el fortalecimiento de nuestros pueblos, excluidos también de la contaminación ambiental que debilita a quienes viven en la ciudades y que se dan cuenta de que con el proceso de globalización nuestros pueblos siguen viviendo felices en sus montañas, por eso tratan de destruirnos".

Ideas como éstas, paradójicas y originales, caracterizan el sorprendente encuentro de las organizaciones adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona con el delegado Zero en un alto balcón natural en la Sierra Madre Oriental, a cuyos pies se abren las tierras de Totocapan en toda su vastedad.

"Nuestra lucha de hoy no debe centrarse en la lucha de arriba, sino por la unidad del pueblo totonaca. Que PRI, PAN, PRD, Convergencia y PT se hagan allá bolas, ese es el poder de la cochinada. Somos quienes tenemos un poder diferente, un poder que incluye, un poder que comparte, un poder digno, un poder del pueblo".

(...)

"Los ricos y los poderosos lo quieren todo y lo quieren ya. Nosotros como pueblos indios les estorbamos, por eso nos quieren quitar todo, hasta la vida", prosigue el subcomandante Marcos. A sus espaldas ondea una pequeña bandera nacional con las montañas y los valles alrededor, dando una elocuente estampa de la patria en el lugar de los totonakús.

Marcos menciona el mandato que trae de los comandantes zapatistas: "Dile al totonaco, me dijeron mis jefes, que si esos ricos y poderosos ganan ya no vamos a tener patria, no vamos a tener pueblos indios, lo vamos a perder todo y vamos a entrar para siempre en la noche del dolor y el llanto.

"Me dicen: pregúntale al totonaco si ama estas tierras, a este suelo que se llama México. Si es que responde que sí con su historia, como pueblos indios que somos, que se una a nosotros. No nada más los zapatistas, sino también obreros, campesinos que no son indígenas, mujeres, jóvenes, niños, ancianos, maestros, estudiantes, empleados, choferes, pescadores, a toda la gente que trabaja en este país y que le estamos preguntando si es que quiere luchar por nuestra patria que es México.

"Dile al totonaco que no estamos pensando en lucha armada, sino al contrario, en lucha pacífica, pero ya no solos. Unidos sí podemos derrotar al que quiere destruir nuestra tierra.

"He venido al pueblo de los tres corazones, he subido con ustedes a una parte alta, he visto el dolor y la rebeldía que hay en nuestras tierras y entonces les pregunto, compañeros y compañeras, si es bueno que pongamos en esa bandera verde, blanco y rojo con el águila devorando a una serpiente, también los tres corazones que andan con ustedes, y los ponemos junto con los obreros, los campesinos y toda la gente que lucha porque este país cambie, de veras, porque acabe el sistema capitalista que es el que nos tiene así".

(...)

También:

Marín y sus amigos, a la cárcel: Marcos

Asegura Marcos que hay apertura en La otra campaña

1 Comentarios:

At domingo, mayo 21, 2006 9:36:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Nice colors. Keep up the good work. thnx!
»

 

Publicar un comentario

<< Home