lunes, marzo 06, 2006

"Nadie va a conseguir la libertad que tenemos que conseguir con nuestras propias manos"


Subdelegado Zero, Querétaro, 5 marzo 2006

En la Sierra Gorda, la partida de hombres a la frontera es una desgracia sostenida, que altera a fondo el tejido social a cambio de una variable cantidad de dólares. La otra "partida" que afecta a esta sociedad rural es la de tierras, que se parten y se venden a particulares o al gobierno, y sus dueños originales las pierden para siempre. Al menos eso parece. La epidemia de Procede ha sentado sus reales por acá, dividiendo comunidades y familias, y acelerando la sangría humana de la fuerza de trabajo.

"México es un criadero de jóvenes para que trabajen en Estados Unidos." Lo dice una madre de familia, abandonada por su hombre, que se fue a trabajar al otro lado desde cuándo. "La emigración es un problema que me cuesta mucho trabajo aceptar. Aquí no hay hombres, sólo mujeres, niños y ancianos. Pero los polleros son los únicos que ganan. Mis hijos jóvenes ya nomás están pensando en crecer para irse."

Las soluciones del "trabajo fácil" (allá) y el "dinero fácil" por venta de parcelas, están resultando peores que los problemas que las originaron. Por acá, sólo los pueblos indígenas (invisibles, y oficialmente inexistentes) son casi los únicos que han resistido ambas soluciones. Es el caso de los ñañús de El Sombrerete, cuyo representante habla esta tarde en el aula donde se efectúa la reunión de la otra campaña en la pequeña colonia La Veracruz (municipio de Cadereyta).

Dice que los campesinos "no han tenido suficiente cuidado para evitar el despojo de sus tierras". Señala que "muchos pueblos se han dividido. Algunos conservan 10 por ciento de lo que tenían". Cuenta que en El Sombrerete, formado por cuatro pueblos indígenas en un área predominantemente mestiza, siguen resistiendo al Procede. "En una asamblea dura nos quisieron manejar como si estuviéramos divididos. Pero el gobierno nunca nos dio las tierras, no tiene por qué quitárnoslas."

Su razonamiento es impecable: "Los indios las hemos tenido desde hace muchos siglos. Nuestro pueblo existe desde hace más de 500 años, allí mismo. Los títulos que tenemos son de 1700. Al insistirnos con su Procede, el gobierno quiere cosechar lo que no ha sembrado". Y revela que en 1994, ante el levantamiento zapatista, ellos pensaron ir a Chiapas. "Nos identificamos, pero nos hacía así ir allá. No sabíamos si el gobierno iba a perseguirnos. Pero luego, cuando vino lo del Procede y las demás cosas que han pasado, entendimos por qué el levantamiento. Era su único modo de defenderse."

El habla del indígena es frervorosa y continua, casi sin pausas. Cuenta cómo el gobierno envía gente que induce a dividirse a la gente, pero "así como hay unos que son malos, otros son buenos y están dispuestos a apoyar a los pueblos".

(...)

Ante esta situación el subcomandante Marcos advierte: "El gobierno es un coyote, que compra las tierras de ustedes para venderlas luego". El delegado Zero adopta un tono didáctico, y empieza por describir la experiencia de resistencia y autonomía de las comunidades zapatistas, que avanzan en sentido contrario al de muchos pueblos vencidos o convencidos por los de arriba: "Nosotros los respetamos a ustedes. Venimos a pedirles que piensen, con su historia de lucha. Lo que están haciendo los de arriba es destruir el país y lo están vendiendo a pedazos, todo. Ven las grandes extensiones de tierra donde es difícil sembrar, 'no se les van a antojar' pensamos. Pero sí, lo quieren también, todo, hasta el último rinconcito.

"Un campesino, si ve la tierra, dice si le meto va a a dar para vivir, y un empresario dice lo parto en pedazos y me va a dar tanto dinero. No es igual cómo un campesino ve la tierra, o un indígena, y cómo la ve un empresario. Para un indígena es su pariente. Ahí estan enterrados sus antepasados. Esta tierra no apreció así, sino que viene de una lucha de antes y tengo un deber con esa tierra, no es un calzón, eso un empresario no lo entiendo. Y el gobierno es de empresarios.

"Quieren esa tierra pero no la quieren para producir, no es como antes que los finqueros decían vamos a sembrar, a tener más peones. No, la quieren para venderla. El gobierno ahorita es un coyote nada más. Lo que les está quitando a la buena o a la mala o con engaño no lo va a tener él, lo va a vender. Ese que lo manda, el rico, el empresario, el capitalista. Este lugar donde estamos reunidos lo quieren, ese pedazo de piedra por el que les están diciendo que entren al Procede. Todo."

(...)

"La empresa que va a llegar a estas tierras ya trae los trabajadores de otro lado y cobran más barato que ustedes porque están más jodidos. Ni siquiera te vas a poder hacer delincuente porque hay mucha competencia, todos están en el gobierno. Irte al otro lado es que te separes de la familia y la familia se rompe, ya no queda cabal, se empieza a deshacer, como si fuera azúcar y le echaras agua. Cuando se deshace la familia se empieza a deshacer toda la comunidad. Ya no queda el sentimiento de colectivo porque ya todo depende de alguien que está lejos, si es que la libró."

Ese gobierno, un coyote

En la mañana había dicho: "Mucha gente, sobre todo jóvenes, tienen que salir del país, a buscar trabajo en Estados Unidos, o tienen que dejar el campo e ir a buscar trabajo en las ciudades. Las familias se empiezan a romper, a hacer polvo, a desmoronar, porque uno u otro de los que forman la familia, deja su tierra, el lugar donde nació, donde están sus amigos y sus parientes y tiene que ir a arriesgar la vida, a ver si es que consigue empleo en el otro lado y a veces si es que le pagan. Y vimos también que en esta destrucción ayuda mucho el narcotráfico, que sabemos que hay, y sabemos también que son los grandes políticos los que son los jefes de ese narcotráfico".

Tras escuchar a los participantes en el encuentro de la mañana en el museo regional de Jalpan de Serra, Marcos recapituló en la plaza de dicha localidad ante más de medio millar de personas: "Aquí nos contaron que a la hora que hacen las obras públicas, traen gente de fuera, no contratan a la misma gente del pueblo y las cosas que se hacen quedan mal hechas". En Querétaro, dijo, el responsable de estos problemas "tiene nombre: es le Partido de Acción Nacional. El PAN ha destruido el Querétaro de abajo, el Querétaro de la gente humilde y sencilla. Es el PAN el que en todo el país está llevando adelante este programa de destrucción de la familia, de la comunidad, de los pueblos, de nuestro país".

Añadió que, "igual que el PAN está el PRI, que quiere ahora entrar otra vez después de todos los años que estuvo haciendo miserias, barbaridades y crímines en todo México. Y ahora también quiere entrar el PRD, que es lo mismo que el PRI, nomás se cambió de color, pero son las mismas gentes que antes eran priístas. No los estamos invitando a apoyar un partido, tampoco a apoyar un candidato, los estamos invitando a apoyarse ustedes mismos. Nadie va a conseguir la libertad que tenemos que conseguir con nuestras propias manos".

Una muchacha de La Veracruz (otro pueblo que no se ha rendido al Procede, pero que ya se encuentra muy dividido "gracias" a las gestiones del gobierno para "liberarlos" de sus tierras) retomó el tema de la emigración casi con rabia: "La migración vuelve inútil haber estudiado. Vas a ser sirvienta allá. Vas a terminar haciendo lo que, de no estudiar, hubieras hecho acá. Llevas tus papeles de estudios a Estados Unidos y no te ayudan a conseguir mejor trabajo, sólo te sirven para cubrirte de la lluvia", Además, estalla, "los de aquí se van, y regresan cambiados, con una ideología diferente, llegan a puro discriminar, con vergüenza de haber sido uno de nosotros".

(...)

Entre los nombres de empresarios que vienen por todo salta en más de una ocasión el del senador panista Diego Fernández de Cevallos. Y del mármol, ya vinieron inversionistas extranjeros a explorar el "negocio". Las presiones son grandes, y la pobreza es mucha. Como dijo un hombre, contradictorio y casi desesperado: "Necesitamos darnos ánimos para seguir defendiendo nuestras tierras".

http://www.jornada.unam.mx/2006/03/06/014n1pol.php


También:

"El gobierno es un coyote que está malvendiendo el país a los capitalistas que lo quieren todo" Marcos

Querétaro. Intolerancia e impunidad

En la Meseta, Marcos visitaría Nurío y Zirahuén

Llama Marcos a unirse contra plan de aeropuerto en Hidalgo

1 Comentarios:

At domingo, mayo 21, 2006 9:36:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Very pretty site! Keep working. thnx!
»

 

Publicar un comentario

<< Home